Una fotógrafa con alma de Rolling Stone: Annie Leibovitz

Annie Leibovitz es la  fotógrafa mejor pagada del mundo y su trabajo se ha publicado  en revistas como  Vanity Fair, Rolling Stone y Vogue. Es principalmente reconocida por retratar celebridades, aunque su trabajo también abarca la fotografía documental y de paisajes.

En los setentas trabajó en la revista Rolling Stone, documentó la gira del grupo británico Rolling Stones en 1975 y fue la ultima fotógrafa profesional que retrató a John Lennon con vida en 1980.

A partir de 1983 la fotógrafa ha trabajado para la revista Vanity Fair, a través de la cual retrata a celebridades, actores y actrices. La icónica fotografía de la actriz Demmi Moore, embarazada, de pie  y desnuda es  obra suya.

En 2007 Leibovitz retrató a la Reina Isabel II de Inglaterra, fue la fotógrafa de la campaña de Disney que incluía celebridades de Hollywood  y realizó la campaña de Louis Vuitton  de ese mismo año donde participaron personalidades del show bussines de la talla de Keith Richards, Sean Connery, Francis Ford Coppola, John Galliano y Gisselle Bündchen entre otros.

Realmente la calidad de su composición y dramatismo son únicos. Las imágenes trascienden y alcanzan el estatus de pintura ; técnica e imagen unidas para formar arte.

Una de mis fotógrafas favoritas.

Annie Leibovitz y sus icónicas portadas

El trabajo de Leibovitz con la Reina Isabel II de Inglaterra 

Campaña Louis Vuitton

Trabajos para revistas Voge, Vannity Fair y otras.

Adjunto un video de la sesión fotográfica  de Keith Richards fotografiado por Annie , la cual sólo dura unos minutos, y es suficiente para crear  una imagen  memorable.

La piscina falsa

El artista argentino Leandro Elrich es conocido por sus creaciones que parecen desafiar las leyes básicas de la física y confundir al espectador, quien es introducido en un ambiente discordante que momentáneamente amenaza un sentido de balance o espacio.
Una de sus más conocidas , criticadas y aclamadas piezas es “The Swimming Pool”(La Piscina). Elrich ha construido una piscina de tamaño original, completa con todos los adornos, incluido el piso y la escalera de mano. Cuando es vista desde arriba, la alberca aparenta verse llena, muestra profundidad, agua transparente y brillante. De hecho lo que se observa es una capa de agua de 10 cm. de profundidad  que se encuentra “suspendida” entre vidrios transparentes. 
Bajo el vidrio, existe un espacio vacío con paredes aguamarinas al que el espectador puede entrar. La maquinación del trabajo radica en la variedad de experiencias que genera -observamos la alberca desde todos los ángulos: desde arriba viendo el interior y desde adentro y abajo mirando hacia arriba. 

“The Swimming Pool”  podría ser considerada un lugar en donde, lentamente, con el tiempo, diferentes perspectivas y percepciones de uno mismo y otros se interceptan. Las piscinas falsas están instaladas en museos de Nueva York y Japón.